En los últimos meses estamos contemplando cómo Instagram está realizando movimientos estratégicos para posicionarse en el mercado de las compras online desde su propia plataforma. El primer paso fue la posibilidad de poder etiquetar productos en las imágenes publicadas, poco después las historias adoptaron la misma característica.

Parece claro, por tanto, que Instagram quiere ganarse un lugar en el ámbito del comercio electrónico. Para ello, ya está trabajando en una aplicación específica enfocada a las compras, en la que los usuarios de la plataforma social podrán comprar directamente a las distintas marcas que ya tienen presencia en la red social. Parece que la nueva funcionalidad podría llamarse IG Shopping.

No se sabe cuándo se lanzará la nueva aplicación, pero sin duda supondría un gran impulso para los comercios minoristas que quieran afianzar su estrategia de ventas online.

Actualmente, más de 25 millones de empresas ya están presentes en Instagram y muchas de ellas ya aprovechan las nuevas características de comercio electrónico disponibles, como el etiquetado de productos. Los datos presentados por la propia red social señalan que cuatro de cada cinco usuarios, siguen al menos a una cuenta dedicada a la venta de productos o a algún tipo de “influencer” que promociona productos de diferentes marcas en sus cuentas.

Nuestros estudio ya está ofreciendo estas funcionalidades de comercio electrónico en las redes sociales de nuestros clientes, incrementando de forma significativa tanto su reconocimiento de marca como sus ventas a través de redes sociales como Facebook e Instagram

El comercio electrónico ha crecido exponencialmente en los últimos años. Cada vez más, son los usuarios y empresas que buscan vender sus productos de forma online  y la clave es la usabilidad, tanto para potenciales compradores como para las propias empresas. Instagram podría lograr eso y además ofrecer una audiencia de millones de personas.